Moldes para vallas de hormigón

Sistema de montaje basado en paneles de hormigón arquitectónico de 30 x 144 cm, fijados entre dos postes en forma de “H”, con las ranuras laterales necesarias para encajar los paneles. Primero se colocan los postes, posteriormente se coloca el panel inferior nivelándolo con cuidado para garantizar el perfecto acabado del montaje y luego se colocan los paneles siguientes que se superponen unos con otros. Por último se coloca un remate o cornisa para darle un mejor acabado. Así se puede conseguir una valla de hasta 2.5 m de altura.

Importante destacar que los acabados de nuestras vallas son todos a doble cara, para garantizar un acabado armónico y estético, además de resistente.

Podemos agrupar las texturas de los paneles de hormigón en cuatro categorías, y en cada una de ellas ofrecemos nuestra gama de pigmentos para darles el aspecto deseado:

  • Vallas imitación piedra
  • Vallas imitación obra vista
  • Vallas imitación madera
  • Vallas tipo rancho

Debido a su resistencia y durabilidad, el sistema es apropiado para la construcción de:

  • Vallas perimetrales
  • Líneas divisorias de propiedad
  • Vallas de seguridad y privacidad
  • Barreras antirruido
  • Paredes decorativas
  • Privacidad en patios y piscinas
  • Jardineras
  • Pequeños muros de contención
  • Construcciones modulares